TENDENCIA DE LAS TEMPERATURAS EN NICARAGUA

INTRODUCCIÓN
Desde 1,895 se han registrado en Nicaragua las primeras observaciones meteorológicas. Inicialmente, se medía únicamente la lluvia; fue a partir de 1932 que se comenzó a determinar la temperatura media del aire. Muchas de las observaciones hechas en los primeros años han sido perdidas. Sin embargo, en INETER se conserva la memoria de datos de temperatura desde 1957. Estos datos tienen un gran valor, ya que permiten evaluar, sobre escalas de tiempo razonables, la evolución del clima en nuestro país.

METODOLOGÍA
Para la realización de este análisis, se utilizaron los datos de temperatura máxima y mínima absoluta del aire, de 10 estaciones meteorológicas principales, ubicadas: en la Región  del Pacífico, Chinandega, Managua, Masatepe y Nandaime; en la Región Norte, Condega y Jinotega; en la Región Central, Muy Muy y Juigalpa; y en la Región del Atlántico, Puerto Cabezas y Bluefields. Las mediciones en dichas estaciones empezaron entre 1957 a 1970, y se dispone a la fecha de la información diaria de estos parámetros.

 A los valores mensuales de temperaturas extremas de esas estaciones, se les aplicó el método de las anomalías para estandarizar sus datos; luego estos registros fueron suavizados con un promedio móvil de 11 puntos (11 meses). A  dichos datos se les realizó un análisis de tendencia lineal.

En cualquier punto de la Tierra las variaciones diarias o estaciónales de temperatura pueden ser muy grandes;, pero al analizar los datos meteorológicos y otros tipos de datos por períodos de décadas o más, dan evidencias de cambios en el comportamiento del clima. Por lo tanto, además del estudio de tendencia, las series de datos mensuales de temperaturas extremas se dividieron en décadas, y de cada década se obtuvo la media aritmética, mínima y máxima absoluta; posteriormente   se estimó la diferencia entre las medias aritméticas de los primeros y últimos 10 años de registro para obtener la magnitud total de los incrementos; lo cual se realizó  con el propósito de evaluar las modificaciones eventuales de las temperaturas extremas. 

RESULTADOS 
Los valores mensuales suavizados de la temperatura máxima y mínima absoluta del aire en todos los años de registro, para las diez estaciones mencionadas, están presentados en las Graficas Nos 1 a  6. También figuran en estas gráficas las rectas de tendencia de las temperaturas. Las medias aritméticas de la primera y ultima década de cada estación meteorológica con sus respectivas diferencias mensual y anual de temperatura, están presentadas en los cuadros 1 y 2.

La primera deducción de las Gráficas Nos 1 y 2, es que la temperatura mínima absoluta del aire aumenta de manera relativamente significativa. Nótese en el Cuadro 1 que la diferencia del promedio de la temperatura mínima anual entre la primera y la ultima década de cada estación, oscila: en la Región  del Pacífico, desde +0.6°C en Managua a +1.6°C en Masatepe; en la Región Norte de +0.3°C en Ocotal a +0.9°C en Jinotega; en la Región Central de +0.5°C en Juigalpa a +0.6°C en Muy Muy; y en la Región del Atlántico esta diferencia es de +0.2°C en Bluefields. Los incrementos son notables, con excepción de Puerto Cabezas que muestra una diferencia casi nula.

Gráfica 1, Anomalías de la Temperatura Mínima Absoluta (°C)

Gráfica 2, Anomalías de la Temperatura Mínima Absoluta (°C)

CUADRO 1, VALORES MEDIOS DECENALES DE LA TEMPERATURA MÍNIMA ABSOLUTA DEL AIRE (°C)

Diferencia: Media Ultima Década (16.0) - Media Primera Década (15.5) = 0.6
- E F M A M J J A S O N D Anual
Chinandega                          
1969 a 1978 15.5 15.6 17.5 18.4 20.5 20.2 19.4 20.2 20.7 20.6 18.0 15.4 18.5
1993 a 2002 16.0 16.7 17.3 19.9 21.8 21.0 20.7 20.9 20.8 20.1 18.5 16.2 19.2
Diferencia 0.6 1.1 -0.2 1.6 1.3 0.8 1.3 0.8 0.1 -0.4 0.6 0.8 0.7
Managua                          
1957 a 1966 17.7 18.0 18.9 19.8 21.1 21.4 21.0 20.8 20.8 20.4 18.2 17.0 19.6
1993 a 2002 17.5 18.2 18.6 20.7 22.4 22.0 21.5 21.8 21.5 21.0 19.5 17.4 20.2
Diferencia -0.3 0.2 -0.3 0.9 1.4 0.6 0.6 1.0 0.7 0.6 1.3 0.4 0.6
Masatepe                          
1964 a 1973 15.1 13.9 14.6 17.3 18.6 18.2 18.4 18.2 17.7 17.7 16.3 17.0 16.9
1993 a 2002 16.6 17.1 16.8 18.6 19.8 20.0 19.4 19.7 19.5 19.0 18.2 17.4 18.5
Diferencia 1.5 3.2 2.3 1.3 1.2 1.9 1.0 1.5 1.7 1.3 1.9 0.4 1.6
Nandaime                          
1959 a 1968 20.0 20.1 19.4 21.3 21.1 20.9 21.2 21.2 20.9 19.8 20.1 19.2 20.4
1993 a 2002 19.3 20.2 20.4 22.5 22.4 22.4 21.5 21.7 21.6 21.0 20.4 19.8 21.1
Diferencia -0.7 0.1 1.0 1.2 1.3 1.5 0.3 0.6 0.7 1.3 0.3 0.6 0.7
Ocotal                          
1959 a 1968 12.0 12.5 14.5 16.6 17.9 18.3 17.1 17.0 17.3 17.0 14.5 12.8 15.6
1993 a 2002 11.8 13.0 14.4 17.2 18.5 18.3 17.5 17.8 18.1 16.9 14.4 13.1 15.9
Diferencia -0.2 0.5 -0.2 0.6 0.6 0.0 0.4 0.9 0.8 -0.1 0.0 0.3 0.3
Jinotega                          
1970 a 1979 12.4 11.4 12.6 12.8 15.1 16.3 15.9 15.5 15.6 15.2 14.4 12.3 14.1
1993 a 2002 12.6 13.4 12.6 14.5 15.8 16.6 17.1 17.1 16.0 15.7 14.3 14.1 15.0
Diferencia 0.2 2.0 -0.1 1.7 0.7 0.4 1.1 1.6 0.4 0.6 -0.1 1.8 0.9
Juigalpa                          
1965 a 1968 20.2 19.8 20.3 21.7 22.1 21.8 21.1 21.5 21.0 21.0 20.3 20.5 20.9
1993 a 2002 20.4 20.9 20.2 21.9 22.2 22.2 22.0 22.2 21.8 21.8 20.5 20.9 21.4
Diferencia 0.2 1.1 0.0 0.2 0.1 0.5 0.9 0.7 0.8 0.7 0.3 0.5 0.5
Muy Muy                          
1970 a 1979 15.7 15.9 16.7 17.9 19.6 19.7 19.1 19.2 19.2 18.8 17.4 15.9 17.9
1993 a 2002 16.0 17.2 16.4 18.9 20.1 19.9 19.8 20.1 19.8 19.4 17.8 16.8 18.5
Diferencia 0.3 1.3 -0.3 1.1 0.5 0.2 0.7 1.0 0.6 0.7 0.4 0.9 0.6
P. Cabezas                          
1979 a 1988 18.6 18.4 18.8 19.7 21.1 22.2 21.8 21.8 21.8 21.5 20.5 19.5 20.5
1993 a 2002 18.2 18.4 18.3 20.4 21.5 22.2 22.0 22.3 22.0 21.5 19.9 18.6 20.4
Diferencia -0.5 0.0 -0.5 0.8 0.4 0.1 0.2 0.5 0.2 0.1 -0.6 -0.8 0.0
Bluefields                          
1967 a 1975 19.8 19.5 20.0 20.6 21.7 21.8 21.0 20.9 21.0 21.4 21.0 20.0 20.7
1993 a 2002 19.3 20.0 19.6 20.7 21.6 21.2 21.3 21.2 21.7 22.1 21.2 20.8 20.9
Diferencia -0.5 0.5 -0.4 0.1 -0.1 -0.6 0.2 0.3 0.7 0.7 0.2 0.8 0.2

En las Graficas Nos 3 y 4, se hace visible la tendencia ascendente de la temperatura máxima absoluta del aire. Obsérvese en Cuadro 2 que la diferencia del promedio de la temperatura máxima anual entre la primera y la ultima década de cada estación, oscila:  en la Región  del Pacífico entre +0.2°C en Nandaime a +1.0°C en Managua; en la Región Norte de +0.1°C en Ocotal a +0.9°C en Jinotega; en la Región Central de +1.6°C en Juigalpa a +0.9°C en Muy Muy; y en la Región del Atlántico esta diferencia es de +0.9°C en Puerto Cabezas a +1.6°C en Bluefields. Los incrementos son evidentes, con excepción de Chinandega y Masatepe que muestran diferencias negativas   de –0.3°C a –0.8°C, respectivamente.

Gráfica 3, Anomalías de la Temperatura Máxima Absoluta del aire (°C)

Gráfica 4, Anomalías de la Temperatura Máxima Absoluta del aire (°C)

CUADRO 2, VALORES MEDIOS DECADALES DE LA TEMPERATURA MÁXIMA ABSOLUTA DEL AIRE (°C)

Diferencia: Media Ultima Decada (35.9) - Media Primera Decada (37.2) = -1.2
- E F M A M J J A S O N D Anual
Chinandega                          
1969 a 1978 37.2 37.6 38.4 39.2 38.6 35.2 35.7 35.3 34.2 34.0 34.8 35.6 36.3
1993 a 2002 35.9 37.3 38.1 38.8 37.6 35.5 35.8 35.8 34.1 33.7 34.1 34.9 36.0
Diferencia -1.2 -0.3 -0.3 -0.3 -1.0 0.3 0.1 0.5 -0.1 -0.3 -0.7 -0.7 -0.3
Managua                          
1957 a 1966 32.8 34.3 35.5 36.0 36.3 34.3 33.1 34.0 33.3 32.8 32.5 32.4 33.9
1993 a 2002 34.1 35.1 36.6 36.9 37.0 35.1 34.5 35.3 34.3 33.6 33.5 33.7 35.0
Diferencia 1.3 0.8 1.1 0.9 0.7 0.8 1.5 1.3 1.0 0.9 1.0 1.3 1.0
Masatepe                          
1964 a 1973 29.7 31.3 32.4 32.1 33.3 31.1 31.0 30.2 31.3 30.8 30.6 29.7 31.1
1993 a 2002 28.8 30.2 31.9 32.7 32.7 30.6 29.3 30.1 29.9 29.8 29.2 28.8 30.3
Diferencia -0.9 -1.1 -0.5 0.6 -0.6 -0.5 -1.7 -0.1 -1.4 -0.9 -1.4 -1.0 -0.8
Nandaime                          
1959 a 1968 31.8 32.6 33.2 33.4 34.3 33.3 32.5 33.1 32.7 32.4 32.3 31.9 32.8
1993 a 2002 32.0 33.1 34.2 35.1 34.9 33.1 32.5 32.7 32.6 32.0 31.6 31.5 32.9
Diferencia 0.3 0.5 1.1 1.7 0.6 -0.2 0.0 -0.4 -0.1 -0.4 -0.6 -0.3 0.2
Ocotal                          
1959 a 1968 31.0 33.4 34.9 35.0 34.3 33.9 32.1 32.6 33.5 31.9 31.4 31.9 33.0
1993 a 2002 31.9 32.8 35.1 35.4 35.2 33.5 32.3 33.4 32.8 31.8 31.3 31.4 33.1
Diferencia 1.0 -0.6 0.2 0.4 1.0 -0.4 0.2 0.9 -0.7 -0.1 -0.1 -0.5 0.1
Jinotega                          
1970 a 1979 25.5 26.8 29.3 29.7 29.1 27.6 26.3 26.7 26.9 26.7 25.9 24.9 27.1
1993 a 2002 26.6 27.0 29.4 30.2 30.1 28.8 27.2 28.1 28.4 27.5 26.8 25.7 28.0
Diferencia 1.1 0.2 0.1 0.4 1.0 1.2 0.9 1.3 1.4 0.8 1.0 0.8 0.9
Juigalpa                          
1959 a 1968 31.6 33.1 34.3 34.7 35.3 33.0 31.6 32.2 32.3 31.8 31.5 31.3 32.7
1993 a 2002 33.3 33.9 35.5 36.2 36.6 34.6 33.8 34.4 34.1 33.4 33.3 33.0 34.3
Diferencia 1.7 0.9 1.2 1.5 1.3 1.6 2.2 2.2 1.8 1.6 1.8 1.7 1.6
Muy Muy                          
1970 a 1979 29.5 30.6 33.9 34.2 34.1 31.7 29.6 30.5 30.9 32.1 31.0 29.1 31.4
1993 a 2002 30.8 31.6 33.9 35.7 35.0 32.7 31.1 31.8 32.1 31.4 31.1 30.3 32.3
Diferencia 1.2 1.1 0.0 1.5 1.0 1.0 1.6 1.3 1.3 -0.6 0.1 1.2 0.9
P. Cabezas                          
1979 a 1988 29.0 29.4 30.9 31.4 32.0 31.4 30.1 30.5 31.5 31.5 31.0 29.3 30.7
1993 a 2002 30.4 30.5 31.5 32.2 32.4 31.7 31.5 32.0 32.0 32.3 31.6 30.9 31.6
Diferencia 1.4 1.0 0.5 0.8 0.4 0.3 1.4 1.5 0.5 0.7 0.6 1.6 0.9
Bluefields                          
1967 a 1975 28.6 29.2 30.1 30.9 31.1 30.8 29.6 29.8 30.7 30.7 29.8 29.1 30.0
1993 a 2002 30.1 30.7 31.2 31.9 32.4 32.3 31.1 31.6 32.7 32.5 32.4 30.5 31.6
Diferencia 1.5 1.5 1.1 1.0 1.3 1.6 1.5 1.8 2.0 1.8 2.6 1.4 1.6

Se evidencia, en las  Graficas Nos 5 y 6, el aumento que las temperaturas mínimas absolutas han registrado  en el último decenio del Siglo XX , con relación a los decenios anteriores; esta tendencia de aumento no es extensiva para los valores de la temperatura máxima absoluta, cuyos valores muestran un comportamiento contrario al de las temperaturas mínimas absolutas. Estos resultados son consistentes con los obtenidos en los análisis de las gráficas anteriores.

Gráfica 5, Valores Mensuales de Temperaturas Extremas por Decenio.

CONCLUSIONES

Del análisis temporal que se realizó a los valores mensuales de la temperatura máxima y mínima absoluta del aire en 10 estaciones meteorológicas, tomadas como representativas de los diferentes regímenes climáticos que predominan en las distintas regiones del  país, se derivan las siguientes conclusiones:

  1. Los valores mensuales de las temperaturas máximas y mínimas absolutas del aire presentaron aumentos progresivos con el tiempo en la mayoría de las estaciones.
  1. En todas las estaciones los datos de temperatura mínima absoluta mostraron incrementos, entre décadas extremas, que varían de 0.2°C a 1.6°C. Aumentos similares  presentaron las  temperaturas máximas absolutas, con excepción de Chinandega y Masatepe que mostraron descensos del orden de –0.3°C  y –0.8°C, respectivamente.
  1. La tendencia de las temperaturas extremas en las estaciones de Masatepe y Chinandega, es ascendente para las temperaturas mínimas absolutas y descendente para las temperaturas máximas; lo que indica que los valores de temperatura mínima se han incrementado a partir de la década de los 70, manifestándose una reducción en la amplitud anual de la temperatura del aire, dentro del período de los 39 años estudiados (Enero 1964 a Diciembre del 2,002).
  1. Las mejores estimaciones del aumento mundial de la temperatura del aire, de 1861 a 1989 presentan un rango de +0.3°C  a +0.6°C (OMM y el Recalentamiento Global, 1990). En este rango de magnitudes se ubican la mayoría de los incrementos  encontrados en los valores mensuales de temperatura para  las diferentes regiones del país; por lo que  nuestros análisis son bastante consistentes con esos resultados.
  1. En general, la magnitud de las temperaturas extremas absolutas se ha incrementado en los últimos dos decenios del Siglo XX y la tasa media de calentamiento anual en el país es del orden de los 0.03°C.

COMENTARIOS ADICIONALES

Cabe hacer notar que evaluaciones preliminares del segundo informe (Noviembre,1995)  del Panel Intergubernamental de Cambios Climáticos (por sus siglas en ingles IPCC) estiman que el fenómeno de El Niño es más frecuente de lo normal en este final del Siglo XX, y que su inusitada frecuencia está ligada con el Cambio Climático. Considerando la conclusión y la última evaluación del IPCC (tercer informe, Enero, 2001) donde presenta nueva evidencia de la influencia humana en el rápido calentamiento global, es probable que la tendencia ascendente de la temperatura también se intensifique.

Los estudios de los escenarios climáticos en el siglo XX van en dicho sentido, ya que el IPCC en su tercer informe,  predice que durante el Siglo XXI la temperatura media en la superficie del planeta aumentará entre 1.4 ºC y 5.8 ºC, debido a los gases de efecto invernadero liberados por el hombre; lo cual representa un notable incremento respecto a la estimación del segundo informe (1995), que predecía un aumento de 1.0 °C a 3.5 ºC.

Los efectos de este calentamiento no se notarían igualmente en todo el planeta. El IPCC cree que las zonas tropicales sufrirían de más calor, sequías o quizá desertización. Es decir, las consecuencias serían peores donde hay más pobreza. Y en cualquier caso, existe el riesgo de que un cambio de clima tan rápido —en 100 años— trastorne gravemente los ecosistemas y las condiciones de vida. Podrían alterarse las corrientes marítimas, que tienen una importante función reguladora del clima. Los fenómenos meteorológicos extremos  como los ciclones tropicales y el fenómeno El Niño, podrían hacerse más rigurosos y frecuentes. Es por lo tanto fundamental estar preparados ante tales posibilidades.