EVALUACIÓN DE LAS PRECIPITACIONES EN NICARAGUA

Aproximadamente desde 1895 se registraron en Nicaragua las primeras observaciones meteorológicas. En este tiempo, se medía únicamente la lluvia, para fines agrícolas. Muchas de las observaciones hechas en estas épocas han sido perdidas. Sin embargo, algunas grandes empresas conservaron la memoria de los datos y así llegaron hasta nosotros. Estos datos tienen un gran valor ya que permiten evaluar, sobre escalas de tiempo pertinentes, la evolución del clima en nuestro país.

Metodología

Para la realización de éste análisis, se utilizaron los datos pluviométricos de 2 estaciones meteorológicas, ubicadas en la región del Pacífico; el Ingenio San Antonio y Granada. La estación de Granada es propiedad de Nicaragua Sugar Estate desde su inicio. Las mediciones en Granada empezaron en una estación propiedad de esta misma empresa y, desde 1895, se realizaron a poca distancia de allí, en una propiedad del INA de Granada. En estas dos estaciones, disponen de registros continuos desde aproximadamente el inicio del siglo XX. En estas estaciones, se realizó un análisis de tendencia. Se considera que un período de tiempo razonable para tener una idea correcta del comportamiento del clima es de 30 años. Por lo tanto, además de estudio de tendencia, se ha calculado la precipitación media en los 30 primeros años de registro, y en los 30 últimos años de registro, para evaluar la modificación eventual de las precipitaciones en este siglo.

Resultados y Conclusiones

Los datos de los acumulados anuales de precipitaciones en todos los años de registro están presentados en los gráficos 1 y 2, para las dos estaciones de Ingenio San Antonio y Granada. También figuran en estos gráficos las rectas de tendencia de las precipitaciones.

La primera observación sobre estos gráficos es que las precipitaciones disminuyen de manera relativamente significativa. Al calcular la diferencia porcentual entre inicios del siglo XX estos últimos 30 años, se encuentra una diferencia de –10% en el Ingenio San Antonio, y de –6% en Granada. La reducción es notable, pero limitada.

En estudios similares, se han encontrado una reducción de las precipitaciones en el área de un 10% desde el siglo (IPCC 1995), por lo que nuestros análisis son coherentes con estas cifras.

Se ha hecho un análisis sumario de correlación entre el índice de Oscilación del Sur (SOI) y las precipitaciones en estas dos estaciones. Este índice es función de la diferencia de temperatura superficial del mar y de la presión atmosférica entre las partes este y oeste del océano Pacífico, y es una medida del fenómeno del Niño ( valores negativos para eventos Niño, positivos para eventos Niña). Se encontró que existe una correlación de 0.38 y 0.29 entre SOI y las precipitaciones en el Ingenio San Antonio y en Granada, respectivamente. Por lo tanto, se puede afirmar que existe claramente una relación entre estos eventos y la precipitación medida en estas dos estaciones.

Evaluaciones preliminares del IPCC estiman que el fenómeno del Niño es más frecuente de la normal en este final del siglo, y que esta inusitada frecuencia está ligada con el Cambio Climático.

Esta última conclusión tiene un corolario importante: ya que el Cambio Climático se intensificará en el futuro, es probable que esta tendencia también se intensifique. Los estudios de escenario climático para el siglo XXI van en este sentido, ya que proyectan disminuciones de precipitaciones de entre 25 y 37% con respecto al período actual para finales del siglo XXI. Es por lo tanto fundamental que nos preparemos ante tales posibilidades.